Proceso judicial Y administrativo De Miquel Procuradores y Asociados

Servicios Integrales de Procuraduría

Tramitación y gestión del Proceso Judicial y Administrativo

El proceso judicial, ¿qué es?

El proceso judicial es una serie gradual, concatenada y progresiva de actos jurídicos procesales que son cumplidos por órganos predispuestos por el Estado y por los particulares que intervienen en él. Ya sean estos en forma voluntaria o coactiva, en el ejercicio de las facultades y en cumplimiento de las cargas dispuestas por la ley para:

  • la actuación del derecho sustantivo
  • la realización del valor justicia
  • el restablecimiento del orden jurídico alterado.

Es decir, serían una serie de actos jurídicos que tienen como finalidad restablecer el orden jurídico. Sirve para la satisfacción de los intereses jurídicos socialmente relevantes, siendo el medio constitucionalmente instituido para ello.

El proceso judicial y el procedimiento judicial

Los términos proceso judicial y procedimiento judicial, llevan a confusión por las personas ajenas al ámbito jurídico, entendiéndolos como si fueran sinónimos; sin embargo, existen evidentes diferencias entre las dos categorías.

Por ejemplo, el procedimiento es estático, mientras que el proceso es dinámico.

Procedimiento judicial es un conjunto de pautas o cánones de conducta que reglamentan la diligencia, participación y las facultades y deberes de los sujetos procesales. También la forma de los actos ejecutados en un proceso judicial o en parte de éste, dotados por el Estado con antelación a su inicio. En conclusión, el procedimiento concierne un método propio para la actuación ante los juzgados y tribunales, que alcanza una serie de cánones, formas y términos establecidos por la ley que, si bien circunscriben el libre ejercicio de las partes dentro del proceso, son una garantía para los mismos. Esto ocurre por estar determinados, no podrán ser modificados individual ni arbitrariamente, por ninguna de ellas, ni por el Juez.

Proceso judicial, en cambio, está compuesto por una serie de actos que realizan las partes y el Juez para satisfacer un conflicto o incertidumbre jurídicos entre las primeras; y para que estos actos tengan eficiencia jurídica, deben ejecutarse de acuerdo a los procedimientos preestablecidos.

Finalidad del proceso judicial

Se debate sobre si el proceso tiene una función sociológica o jurídica y si su finalidad es individual, privada o pública. Se han planteado finalidades del proceso, tales como:

  • Determinar un conflicto material, social.
  • Operar el derecho, la ley, ejecutar la paz, la justicia.
  • Remediar un conflicto subjetivo de intereses.
  • Remediar el conflicto social y aplicar el derecho objetivo.
  • Compensar las pretensiones jurídicas demandadas.
  • Excluir la insatisfacción o inseguridad jurídica.

Resumiendo, el fin del proceso es diverso: busca la aplicación del derecho objetivo, formaliza el derecho, actúa la ley, para alcanzar la paz social y la justicia; pero, al mismo tiempo, busca enmendar conflictos intersubjetivos, es decir, satisfacción de un derecho individual o situación jurídica concreta.

Tipos de procesos judiciales

Se distingues diversos tipos de procesos judiciales que obedecen al orden jurisdiccional en el que nos encontremos.

1. Procesos judiciales civiles

La Ley de Enjuiciamiento Civil establece dos criterios que fijan la clase de juicio que se debe aplicar en cada caso particular: según la materia de que se trate y según la cuantía de la reclamación; según los propósitos que se gestionen en cada juicio existen cuatro procedimientos:

  • Juicio ordinario
  • Juicio Verbal
  • Juicio Monitorio
  • Juicio Cambiario

2. Procesos judiciales penales

Para establecer el tipo de procedimiento, en lo penal, debe considerarse la gravedad de los actos que se juzgan. Por ejemplo, sin los hechos que se juzgan constituyen una mera falta, deben ser juzgados a través del juicio de faltas; pero si los hechos juzgados constituyen un delito, diferenciando si éste puede o no ser sancionado con penas de cárcel inferiores o superiores a 9 años: en el primer caso, el procedimiento sería el llamado procedimiento abreviado, siendo este el más habitual de los que se formalizan en los juzgados españoles, y en segundo caso, es el que es llamado procedimiento ordinario.

Los procesos por razón de la materia, es decir, de los delitos realizados por los funcionarios públicos en el desempeño de sus cargos, la provocación de incendios, delitos cometidos contra las personas como el asesinato, el homicidio, etc…, estos se tramitarían ante el Tribunal del Jurado y el llamado procedimiento de habeas corpus.

Funciones del procurador en un proceso judicial

  1. La función principal de un procurador en un proceso judicial es el de representación procesal de los litigantes ante los Juzgados y Tribunales.
  2. También tramitan oficios, mandamientos y exhortos por delegación del órgano judicial de manera tal que acelera la maquinaria judicial, reduciendo los tiempos del proceso judicial.
  3. Se encargan de gestionar y pagar las tasas judiciales en representación de sus clientes. Al mismo tiempo proceden con los depósitos exigidos para la admisión de los distintos recursos.
  4. Se hacen cargo de la presentación de todos los escritos que realizan los letrados.
  5. En la tramitación del proceso judicial, un procurador elabora y presenta todas las comunicaciones que son necesarias buscando el impulso procesal preciso para evitar dilaciones en la tramitación de la cuestión.
  6. Recibe, diariamente, de los Juzgados las notificaciones dirigidas a los clientes y las ponen en manos del abogado director del caso.
  7. Realizan el cómputo de plazos y vencimientos, recordando al letrado los mismos, así como las fechas de las vistas, y cualquier otro hecho decisivo del procedimiento.
  8. Presta su colaboración con los órganos jurisdiccionales y ejecuta personalmente las diligencias de notificación, emplazamiento y citación a la parte contraria por encargo del cliente y delegación del Juzgado.
  9. Están presentes a diario en la sede judicial para presentar los autos y realizar todos los mandatos necesarios para el buen proceso del proceso judicial.
  10. El contacto diario con los Tribunales los convierte en los peritos que mejor conocen la marcha de la burocracia de los Juzgados.

¿Cómo podemos ayudarle? Tel. 93 368 24 68 / 93 368 24 69

HACEMOS SU TRABAJO MÁS FÁCIL!

Facilitar, agilizar y dar premura al proceso judicial, evitando que los justiciables lleguen a omitir o pasar por alto algunos pasos propios del proceso

SOLICITE PRESUPUESTO